Ejecutivo fascista de Cargill dijo: La autoproducción de alimentos es una "estupidez"

11 de noviembre de 2009 (LPAC)
Paul Conway

Primer vicepresidente de Cargill






Uno de los carteles agrícolas más grande del mundo y especulador con bienes básicos, le ordena a las naciones pobres que se mueran de hambre, antes que abandonar la doctrina colonialista de libre comercio del Imperio Británico.

"La auto suficiencia en la producción de alimentos es una"estupidez",le dijo al Financial Times de Londres, en entrevista que se publica hoy.
"Esta basura se tiene que denunciar como el fascismo que és" comentó Lyndon LaRouche. Es parte de la política intencional del Imperio Británico, de reducir la densidad potencial relativa de población del planeta muy por debajo del nivel de población actual, y solo matar de hambre a la población.
El fascista Conway, cuya compañía manipula el comercio mundial de bienes agrícolas para beneficiar sus propios intereses depredadores, advierte que en la próxima Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimenticia de la ONU en Roma el 17 y 18 de noviembre en Roma, van a fracasar cualquier intento de las naciones pobres por exigir la auto suficiencia alimentaria en respuesta a la crisis de alimentos del año pasado. Olvídense de usar subsidios o aranceles a las importaciones para aumentar la producción interna de alimentos, dijo. "La forma correcta es seguir promoviendo un sistema de comercio abierto y libre con el cual los países pueden producir lo que están mejor capacitados... y los excedentes se puedan comercializar más allá de fronteras internacionales".
Noticia en:

Lindon Larouche





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada